// Usted está leyendo...

Editorial

La nueva estructura en los campeonatos de la natación desde 2013.

La nueva estructura en los campeonatos de la natación desde 2013.

Buena acogida por nadadores, entrenadores, directivos y padres de familia. Jornadas más breves. Menos días de competencia en las categorías Infantiles y en los Juveniles I. Premiaciones más lucidas. Excelente participación que promete seguir creciendo cada año. La novedad de las transmisiones por TV. El perfeccionamiento continuará.

1. INTRODUCCIÓN.

Entre fines de Junio y la primera semana de Julio se pusieron en marcha las nuevas variantes de Campeonatos y Festivales Infantiles adoptadas en Enero de 2012 por el Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Natación,  y sugerida por la Comisión Técnica Nacional que sesionó en Bucaramanga los días 11 y 12 de Diciembre del año 2012.

Sin la intención de hacer historia es bueno recordar que hace poco más de 10 años la natación colombiana realizaba dos campeonatos cada año, uno al final de cada semestre. Como resultado del crecimiento alcanzado en ese mismo periodo de tiempo, 10 años después, ha sido necesario pasar a tres eventos cada semestre, para un total de seis cada año. Y de unos 400 competidores que se registraban en 2001, hoy estamos en 1000 en cada semestre, para un 150% de crecimiento.

Y desde luego, ante el crecimiento dado ha sido necesario ir reformulando las estructuras competitivas, que además de preservar la presencia de muchos competidores, pretende lograr una mayor permanencia en las edades de máximo rendimiento mundial, que oscilan entre los 22-24 años en mujeres y hombres.

2. LAS CATEGORÍAS COMPETITIVAS.

Las categorías competitivas han sufrido modificaciones sustanciales que resultan excelentes para los principales protagonistas de nuestro deporte: Los nadadores.

El hecho de competir en condiciones en que cada edad es una categoría por sí misma, lo que sucede desde los 7 años y hasta los 15 para las mujeres y 16 para los hombres, crea una situación nueva en materia de categorías por edades en Colombia.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece este procedimiento de que cada edad sea una misma categoría? Son varias las ventajas, pero la más importante de todas es la equidad entre competidores, lo que genera:

  • Mayor permanencia de deportistas activos en la natación, algo estadísticamente comprobado.
  • Crecimiento del número de participantes en Festivales y Campeonatos.
  • Mayor permanencia de nadadores en sus Clubes de origen, favoreciendo el crecimiento y sostenimiento de aquellos.
  • Y como consecuencia de lo anterior una contribución social de este deporte para que los jóvenes reciban el beneficio de mantenerse activos por más años, dedicando su tiempo libre a actividades nobles y enriquecedoras, como son el entrenamiento y la competencia deportiva.

Las nuevas categorías competitivas que hemos adoptado e introducido en la natación colombiana son muy singulares si las comparamos con las que se continúan utilizando en países de América del Sur y en Centroamérica y el Caribe. En casi todos los casos mantienen unidas edades desde los 9-10 años, para continuar con 11-12 años, 13-14 años y terminar todavía peor, uniendo tres edades, 15-16-17 años. Unir edades como éstas que señalo en una sola categoría, al menos nacionalmente, constituye un error pedagógico y metodológico que hemos salvado en nuestro medio.

Y esa es la más grave de todas, la que se denomina Categoría Juvenil B, que incluye hasta tres años de diferencia entre deportistas, en momentos críticos de la vida del nadador, cuando ha llegado a la  adolescencia, cuando los cambios psicológicos y funcionales están en su más alto proceso de transformación, cuando descubre muchas nuevas motivaciones, cuando sufre los golpes competitivos que recibe de quienes tienen uno y hasta dos años más de vida y de desarrollo biológico, lo que en muchísimos casos abre las puertas del abandono como resultado de esas tremendas diferencias que impactan la mente de los menos favorecidos.

Si en natación es grave, lo es más en deportes de combate, en muchos de los cuales hay también hasta tres años de diferencia en las categorías competitivas por edades que se utilizan, que solo sirven para beneficio de los mayores y frustración de los menores.

Y no abundo en hechos significativos, como el de las diferencias que se producen en la maduración biológica entre uno y otro sujeto, que tienen extraordinaria importancia en las diferencias señaladas, que tratamos de reducir únicamente por esta vía, que es la vía de las edades cronológicas.

Las nuevas categorías adoptadas para la natación colombiana, ya sometidas a la prueba suprema de la práctica,  han quedado como se registran en el cuadro que sigue y será así por todo el ciclo olímpico que concluirá con los Juegos Olímpicos que se realizarán en Río de Janeiro, Brasil, el año 2016.

  1. 3. DATOS Y COMPARACIONES.

En las nuevas categorías se observa desde este semestre una tendencia positiva muy importante. Y es que logramos el mayor número de competidores en las edades de las categorías de 15 años en adelante, a saber:

  • 209 competidores del sexo masculino.
  • 114 competidoras del sexo femenino.

Este es  un  indicador nada despreciable si observamos que en el ciclo olímpico anterior el mayor número de participantes en este mismo rango de edades fue como sigue:

  • 165 competidores del sexo masculino
  • 95 competidoras del sexo femenino.

Y ese precisamente es uno de los objetivos que nos propusimos, crecer en aquellas edades donde se inicia y comienza en realidad el alto rendimiento deportivo, que es en las edades cronológicas de 15 o más años.

4. PERFECCIONAMIENTO SISTEMÁTICO.

En el propósito de hacer cada día más eficiente nuestros Festivales Infantiles y Campeonatos hemos recibido sugerencias interesantes que serán introducidas progresivamente. Algunas son las siguientes:

  • Realizar el Campeonato Juvenil I y el Juvenil II y Mayores a continuación uno del otro y en la misma sede. Ello en lugar de hacerlo como está previsto este año, que terminados los Infantiles de inmediato se inician, en la misma sede, el Juvenil I.
  • El argumento parece lógico. Los entrenadores de los Juveniles I tienen más vínculo con los Mayores que con los Infantiles y haciendo esta modificación pueden estar en los dos eventos con pocas diferencias de costo y sin necesidad de cambiar de sede.
  • Ya se han introducido rectificaciones en los programas competitivos, sobre todo en las pruebas largas de 800 y 1500 Libre, más el 400 Combinado Individual, que en todos los casos debe quedar bien establecido que las series lentas se nadan separadas de las series rápidas.
  • Que en una misma jornada pueden haber dos series rápidas si es que en total fuesen 5 o más series, compitiendo en las tres series lentas o más en la jornada precedente.

5. LAS PREMIACIONES.

El crecimiento experimentado nos llevó a eliminar las premiaciones en el podio en las jornadas de la mañana, en la competencia de categorías, entregando las medallas en la mano, lo que no parece elegante y mucho menos merecedor del esfuerzo del deportista. Pero la realidad es que una premiación prolongada se lleva más tiempo que la misma competencia. Y eso obligó a aquella decisión, pues la demora de los competidores en asistir al podio y la falta de interés de sus directivos y técnicos consumía mucho tiempo.

Si las premiaciones se pudieran hacer rápidas y los tres lugares ganadores asistieran de inmediato al podio, como sucedió por presión de las transmisiones de TV en el Juvenil I realizado en Medellín, entonces es factible instrumentarlas con el rigor que merecen los ganadores. Hay una sola manera de logralo: Asistir de inmediato al podio, una vez concluida la carrera, o lo que es lo mismo, adoptar el siguiente criterio: “Prueba nadada, prueba premiada”.

Si así lo hiciéramos, será necesaria una reglamentación oficial de la FECNA que lo regule, para no dejarlo a la voluntad de los muchos que no cooperan exigiendo al nadador que vaya al podio, sino bajo consideraciones como las siguientes:

  • Quien no vaya a tiempo al podio, debidamente uniformado, y su premiación haya pasado, no recibe la medalla posteriormente.
  • Quien pierda la medalla, a su vez, pierde los puntos que le correspondían a su Club o Liga de origen.
  • No habrá sustitutos de los ganadores para presentarse al podio, pues sabido es que varios entrenadores envían al ganador a aflojar de inmediato, considerando que el afloje es más importante, o porque le toca la prueba que sigue, como si el programa competitivo lo hubiera acabado de recibir y no lo conociera con meses de antelación. Si tiene otra prueba a continuación, le tocará ir al podio sin obviar ese espacio a su favor. Otra opción es no inscribirlo en pruebas sucesivas.

En definitiva, si queremos que las premiaciones sean protocolares como debieran ser, como muchos exigen y en lo que pocos contribuyen, entonces todos tenemos que cooperar para que así sea. Si no logramos los acuerdos requeridos y los compromisos necesarios, entonces sigamos igual, sin cambios y sin protocolos que pocos cumplen disciplinadamente.

Desde luego que, en los Festivales Infantiles, es imposible proceder de esta manera en virtud de que se premian los 8 primeros lugares. Por lo tanto debe continuar tal cual se hace en la actualidad.

6. LAS PERSPECTIVAS.

El Comité Ejecutivo de la FECNA aspira a que perfeccionemos los Festivales y Campeonatos hasta el punto más alto que podamos, por el solo hecho de que los deportistas lo merecen y ello nos obliga a lograrlo. La peor dificultad es que la logística de que disponemos, en todas partes, tiene siempre algunas fallas. Un ejemplo concreto es la ausencia de sensores en los partidores para automáticamente registrar los tiempos en los cambios de relevos. Solamente en Medellín y Cartagena funcionan casi bien, pues en ocasiones hemos apreciado que alguno de ellos no ha funcionado. Y está  completamente descartado que la vista de los jueces aprecien con exactitud  lo que sucede, no solo en Natación, sino, como es sabido, en el mismo Fútbol, donde goles mostrados por la cámara lenta no fueron apreciados por los jueces. ¿Por qué? Porque sencillamente no lo vieron. Y todavía a la fecha se descalifican relevos que dejan dudas, pero dudas que igual son de apreciación y no se puede mostrar la evidencia para asegurar lo contrario de lo que han determinado los jueces.  

Es bueno, antes de concluir, expresar que el buen funcionamiento de los campeonatos no solo depende de la voluntad del Comité Ejecutivo de la FECNA y las Ligas sedes, sino de todos los participantes al momento de cumplir con las normas y responsabilidades que les corresponden.

El tema más complejo es el de las premiaciones y las demoras para llegar al podio, retardando las competencias sin necesidad. Lo abordaremos con rigor, tanto más cuando tenemos la oportunidad de recibir un gran apoyo del Canal de TV Win Sport, que ha hecho ya varias transmisiones con un nivel de aceptación del público que seguramente nos permitirá una promoción de nuestros deportes sin precedentes en Colombia.

Comentarios

No hay comentarios para esta entrada

Publicar un comentario

Secciones

  • No categories
Untitled Document